Aislamientos

Cortafuegos

Estos elementos, tal y como su nombre indica, son empleados en cubiertas para evitar, en caso de incendio, que el fuego se propague en naves colindantes. Como se indica en los reglamentos y normas específicas debe de existir una franja que tenga una resistencia al fuego de al menos la mitad de lo exigido a la medianería para evitar la propagación del incendio a los edificios colindantes.
Forman los cortafuegos una barrera situada por debajo de la cubierta, de al menos  1 metro de ancho y que  justifique la resistencia al fuego requerida en cada caso. Estas franjas cortafuegos deberán instalarse a una distancia inferior a 40 cm de la parte inferior de la cubierta, su determinación y clasificación se basará en la normativa vigente.

Existen diversas soluciones constructivas:

  • Paneles de lana de roca.
  • Malla de nervometal galvanizada.
  • Proyección de mortero
  • Se obtienen protecciones de hasta EI-120.